Facebook Twitter Google +1     Admin

E PISTOLEANDO.

Buenos días, amigo Alfonso, encantado de tener noticias tuyas, dobles además, siempre será un placer, de veras. Agradezco también el comentario sobre la iniciativa y pido un fuerte aplauso desde aquí a Juan Antonio, que es capaz de solucionar muchas cosas. 

Voy ahora a permitirme una licencia. Y protestaré. Algo que los que me tratan asiduamente recomiendan que practique. Soy especialista  en lenguaje, por mis estudios y por mi doble condición profesional (para los no habituales, psicólogo clínico y profesor universitario) y creo manejar con soltura esa herramienta, en cualquiera de sus niveles, así que procuro medir lo que digo. Y veo que sabes entenderme. Por ello no me identifico con la adjetivación que me otorgas por mi petición reiterada de fechas. Verás: he sido yo el que me preocupé de organizar la primera reunión que tuvimos, el germen de lo que hay hoy, hace ya ¿trece? ¿quince? años, aquella que empezó en el Tremendo y continuó en La Tahona… ¿recuerdas? Y agradezco a quienes participaron conmigo de esa iniciativa. Lo hice por cuestiones obvias: los siete años que pasamos en el San Isidoro no los cambio por nada y los vínculos emocionales que allí establecí han sido y quiero que sigan siendo de una intensidad única. Como yo, pensamos más amigos y por ello,  han venido más citas, se han sumado más personas entrañables y otras que no dudo lo seguirán haciendo. Así, hemos llegado a vernos al menos dos veces por año. Y de vez en cuando se escribe en este blog que tú creaste y que con tanta pericia sabe mantener Juan Antonio. Abierto y libertario. Cuando se anuncia un próximo encuentro se hace con antelación suficiente, dando posibilidad al personal de consensuar, sin cerrar nada; por ello no me parece de recibo quejarse a toro pasado (y menos tú, amigo, que nos has dejado tirado en alguna ocasión después de asegurarme dos horas antes telefónicamente que vendrías). No dudo de tus obligaciones, ni de las de cada uno: pero es gratuita además de falsa tu afirmación acerca de mi desconocimiento de ciertas realidades; por citar: entre mis pacientes hay varios facultativos, alguno de los cuales es también jefe de servicio de un hospital que quizás mueva diez veces más personas-personal e incida en diez veces más metros que en el que trabajas y sé al dedillo la idiosincrasia de ciertas cuestiones. Si quieres, algún día hablamos de obligaciones, preocupaciones, implicaciones y hasta de horas de trabajo/día, igual te sorprendes. No obstante, por si entre tantas líneas te pierdes, mi sentir y creo que el general de la peña, es que QUIERO QUE VENGAS A LA PRÓXIMA CITA y a todas las que se convoquen. Es muy agradable saber que amas esta tierra: creo que todos la amamos. Incluso creo que todos podemos aprender amar a todas las tierras; yo, salvocheando, te sugiero que progreses en los estudios de armonía, y que además de la dórica, está la mixolidia. Y las jónicas. Y las frigias (ojo al palabro). Sugerencia: “Arbour Zena” de Keith Jarrett dedicado a Pau Casals and the Sun. Así que ni indulgencias, ni administraciones, ni litigios, ni injusticia: es todo mucho más fácil. Un beso.

Ah! tampoco soy viejo, hace mucho tiempo hice un pacto. 

A Juan Antonio: eres el requetemejor, muchas gracias! 

A Jorge: ¿qué tal la defensa? 

A R2: los luthiers no saben lo que se pierden. 

A Pedro Luis: sigues siendo un menda lerenda. 

A Antonio José Real: me vas a permitir que sea yo quien decida mi lista de correos… sobre todo para si por descuido me mandas un mail y escribes algo tú. 

A todos: se acerca la próxima reunión, un abrazo entrañable. 

José Cordero.

26/03/2008 22:54 JOSÉ CORDERO Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris