Facebook Twitter Google +1     Admin

El traidor

No puedo asistir el 17, pero eso, como otras veces, no debe ser impedimento insalvable, al contrario. Os deseo un gran encuentro y tenéis toda mi complicidad y apoyo para consumarlo. Lo tomaré como propio mis hermanos. Y enlazaré mis recuerdos con los vuestros, por encima de todo.

No me llamo Alfonsito. Nadie que me conozca algo debería atreverse a eso sin más, así a lo bestia. Me costó algo llamarle a José eso mismo, no sé que hubiera pasado si Pepito, ahora lo he aprendido y basta. Es algo que se me repite desde siempre. La tolerancia no es la manga ancha, no es lo mismo, queridos, hay que empatizar y ponerse en el lugar del otro coño! Compartamos por favor.

No puedo negar mi dolor silente, no relevante no hay problema, por el deseo último de mi irónico y nunca bien ponderado tocayo. Cuanta complicidad oculta y vana desperdicié.

Entre ahogarme en un cubo y exiliarme en Cuba linda, con médico y todo, no hay color. Pero no puedo ocultar mi desazón, inútil, como casi todo lo que nos ocurre a veces. Era mejor el deseo violento de que me exiliara en el Caribe, pero eso debe ser otra historia que no viene a cuento.

Que os vaya bonito

Abrazo solidario de Alfonso

29/10/2007 04:34 los de 1ºB Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris